Mi prima Mireia y yo ya nos conocemos!!


Nos conocimos a principios de diciembre, y la verdad es que a mí me pareció una prima muy graciosa porque no paraba de reirme.

No pudimos estar mucho tiempo juntas porque no nos sincronizamos mucho con el tema de las siestas y coincidimos despiertas poco rato.

Pero ya tengo pensado hacerlo mejor la próxima vez, que será muy prontito. A ver si mi mami se toma una o dos coca-colas para que no se me cierren los ojos y gritaré para que Mireia no se duerma, a ver si así... podemos aprovechar el tiempo.
2 comentaris

¡¡3 meses!!


Ya tengo 3 meses!! Y estoy que me salgo.


Peso ya 6,400 kg, me río y me río en cuanto me dices algo. Estoy empezando a charrar una barbaridad, me encanta hablar con quien sea, aunque muestro prferencia por las personas que conozco bien... yo les explico tooooodo lo que hago durante el día. Duermo bastante y mi mami dice que me porto muy bien. Así que soy la bebé perfecta.


Una pena que no vendan de éstas en los estantes de las jugueterías por Navidad... ;-)
2 comentaris

El parto de Emma

2 meses después por fin me siento a explicar mi segundo parto: el de mi hija Emma.

Tenía ganas de tener algo de tiempo para relatar uno de los días más especiales de mi vida y que más me ha enseñado, no quiero que pasen más días y el tiempo distorsione la pureza con la que aún lo recuerdo todo.

El lunes 24 de agosto, volvíamos de vacaciones a casa ya que llevaba una semana dilatada de 3 centímetros pero sin ninguna contracción y en plena forma.

Por la noche, nos fuimos a cenar unas tapas con unos amigos. A la 1 de la madrugada volvimos a casa, y al acostar a Hugo, no sé si por intuición o por casualidad, le expliqué cómo sería todo cuando llegara su teta, Emma. Le conté que se quedaría con la yaya o la abuelita, que los papás se quedarían un par de días en el hospital hasta que los médicos nos dieran el alta, y que después estaríamos todos juntos en casa. Cuando se quedó dormido, le besé con una ternura especial.
Al sentarme en el sofá, tuve una contracción de verdad. Se lo comenté a Carlos y bromeamos con la posibilidad de que no se iría a trabajar al día siguiente. No sé si fue casualidad o el hecho de volver a casa, a mi nido, y con mi familia, que hizo que se desencadenara la situación. Me estiré a ver si descansando se paraba la cosa pero a los 10 minutos tuve otra, a los 5 minutos otra y luego ya eran cada 2. Llamamos a mi madre y a Tomás para que se acercaran a casa a quedarse con el nene.

Mientras, Carlos me subió del maletero del coche (que aún la teníamos allí) la pelota de dilatación para pasar mejor las contracciones. No me lo podía creer; ya quedaba muy poco para que naciera mi niña y yo estaba exultante de felicidad. Sabía que todo iba a ir bien. Confiaba mucho en ella y en mí misma y sabía que hacíamos un buen equipo.

Llegaron los canguros mientras Carlos acababa de preparar las bolsas de la nena y nuestra. Entre contracción y contracción me encontraba tan bien que no me podía creer que ya fuera la hora. Al verme como pasaba una contracción, mi madre me apremió para que me fuera al hospital, y no le faltaba razón, así que, aunque me costó encontrar el momento, en cuanto ví que me daba tregua el dolor, bajé al coche.

Recuerdo el viaje bien, aunque pasar las contracciones sentada no era lo óptimo, y se estaba mucho mejor en la pelota. Pero recuerdo que era de noche, una noche muy bonita con una luz especial, teníamos el cd de cuentos de Hugo puesto en el coche y lo cambiamos por música que tatareaba entre contracción y contracción, había poco tráfico en Barcelona, me parecía una ciudad bonita iluminada por la luna, un buen lugar para nacer.

Llegamos al hospital y ya eran las 3.25. Costó que nos atendiera alguien en recepción de urgencias, se les oía hablar dentro, pero nosotros no habíamos hecho ningún ruido al entrar, y yo me apoyaba en el mostrador aguantando el dolor de las contracciones que aún eran soportables.

Nos hicieron pasar a una habitación al lado de las salas de partos. Me monitorizaron para ver cómo estaba la nena, pero yo no aguantaba muy bien las contracciones estirada en una camilla, así que intenté cambiarme de posición encima de la cama. Tenía mucho calor, me desnudé y bebí mucha agua. Al poco, tenía ganas de hacer pipí, y le pedí a Carlos que me acercara una cuña que suponía que habría en el lavabo. Justo en ese momento, entró la enfermera que me había monitorizado y le pedí que me dejara ir al baño. Me desmonitorizó y me hizo un tacto. Estaba ya de unos 5 - 6 centímetros. Mientras hacía pipí, rompí aguas, y a partir de aquí las contracciones fueron más fuertes e intensas. De cuclillas apoyada en la cama era como mejor estaba.
De repente, no sé si había pasado 5 o 15 minutos, la verdad… entró la comadrona, Carme, se presentó y me preguntó si quería un parto natural. Yo le dije, medio en broma, medio en serio, que me lo estaba pensando, porque ahora las contracciones eran dolorosas. Y al mirar como iba dilatando me dijo: “Mujer, es una pena, estás ya totalmente dilatada”. Esa frase me animó y me dio mucha confianza en mí misma. Si había sido capaz de dilatar tanto en tan poco tiempo, lo poco que faltaba lo iba a aguantar también. Así que avisó para que prepararan la sala de partos mientras ella llamaba a Marimer, la ginecóloga.

Iban a traer la silla de ruedas, y oí como Carme les dijo: “no, mejor sin silla, entre contracción y contracción que vaya andando”. Fuera de contexto puede sonar a “castigo” pero para nada, yo me sentía totalmente capaz de hacerlo, de hecho mientras andaba hacía la sala de partos, pensé que era mucho más cómodo ir así que antes cuando me habían llevado en silla de ruedas.
Carlos se quedó fuera y yo entré a la sala de partos; estaba en penumbra y había una pelota de dilatación puesta con un empapador sobre la que me abalancé para pasar la siguiente contracción. En seguida pasó Carlos, y Carme venía con el aparato que controla el corazón del bebé y me lo aguantaba ella con la mano para ver qué tal estaba Emma. Tuve tan sólo un par de contracciones más y llegó Marimer. Yo ya sabía que a esto no le quedaba ni un cuarto de hora, pero alegró mucho verla, significaba que era la recta final. Pedí más agua allí mismo y me dieron un par de vasos. Como Carme no lograba escuchar bien el corazón de mi niña por la posición que tenía yo en la pelota, me pidió que me subiera a la camilla. Vió que la nena estaba perfecta y me dijeron que ya era momento de empujar. Para animarme, pude tocar el pelo de Emma. Ya estaba ahí.

Los próximos 5 minutos los recuerdo muy vagamente. Supongo que el hecho de que mis endorfinas estuvieran saturando mi cuerpo, hizo que estuviera como en otra dimensión, lo recuerdo como si estuviera drogada. Pero tenía ahí a un testigo excepcional, a Carlos, que cuenta que empujaba con fuerza como una fiera y que justo en el último momento final gritaba que ya no podía más (esto mismo recuerdo haberlo leído como un síntoma de que el último pujo ya está cerca).

Pude sentir lo que llaman “aro de fuego”. Eran las 4.40h. Mi niña preciosa asomó su cabeza y sus bracitos, y Marimer me animó para que me incorporara y acabara de sacar su cuerpecito y sus piernas de dentro de mí. Fue el momento más bonito e inolvidable de toda mi vida. Rompí a llorar y sólo podía darle besos a mi bebé que abría los ojos buscándome y mirando todo lo que había a su alrededor.

Nos fundimos los tres en un abrazo interminable, besándonos y llorando. De repente, no había nadie más que nosotros 3 en esa sala de partos que seguía en penumbra. La auxiliar, la enfermera, la comadrona y la ginecóloga, se retiraron a un segundo plano, hasta que pasados unos minutos, vino Marimer y nos dijo que iba a cortar el cordón porque ya había dejado de latir. También me dio 3 puntos ya que me había hecho un desgarro (según ella me avisó que parara de empujar, pero yo no oí nada).

No puedo explicar lo que sentí porque realmente toqué el cielo, era la felicidad más inmensa, estaba pletórica, llena de energía, sólo podía mirar a mi niña y reír. Pensaba en lo bien que había ido todo y me sentía una diosa con el tesoro más grande y valioso que una mujer puede tener.

Emma lloraba con fuerza y en cuanto subimos a la habitación se puso a mamar con energía, como una fiera (y a eso se dedicó durante las siguientes 48 horas sin descanso, tanto que se quedó afónica de llorar mientras me separaba de ella para hacer un pipí o ducharme) . Su papá descansó en el sofá un rato y yo me dediqué a mirarla, a hacerle fotos y a disfrutar. Como no me habían puesto ninguna anestesia, podía levantarme, ir al lavabo, coger la cámara, el móvil, desayunar, y hasta me vestí.

Ahora lo que necesitaba era ver a Hugo, presentarle a su hermana, y estar con mis 2 retoños. Como siempre, mi niño precioso estaba aún más precioso ese día. Estoy segura de que el día 25 de agosto, yo era la mujer más afortunada del mundo, o por lo menos, así me sentía.

Había conseguido el parto respetado que quería. Sin anestesia, sin enemas, sin vías, pudiendo beber cuando tenía sed, con la monitorización justa, con palabras cariñosas y de ánimo, respetando mi tiempo y mi opción. Teniendo en cuenta mi intimidad y la de mi familia, permitiéndonos conocernos, mirarnos, besarnos y darle la bienvenida que se merecía mi niña.

Y a partir de aquí, continuamos con las historias de amor de Hugo y Emma, que nos han vuelto locos por completo y tan, tan felices , que a veces hasta duele.
9 comentaris

Se puede ser más bonita??


Mi tete dice que él es el rey de la casa y que yo soy la reina. No sé en qué posición quedan los papis en esta jerarquía, pero ellos se ríen y no parecen estar en desacuerdo.
1 comentaris

¡¡¡ 2 MESES !!!

A pesar de los deseos de mi madre, yo sigo cumpliendo meses... y mirad qué rebonita estoy... ;-))



Aquí os dejamos un publireportaje de mis tesoros... tiene mala calidad porque son fotos de fotos y son de hace exactamente un mes, pero más vale tarde que nunca.

Podeis apreciar el cambio que he pegado en un mes...
Mi mami dice que somos preciosos....









4 comentaris

Me río... me parto de risa...


Ya les digo ajo, me río y se parten de risa, son un poco pesaditos, pero muy cariñosos.

Mi tete es un crack... me canta:"Tengo una muñeca vestida de azul..." y yo me quedo embelesada mirándole...
2 comentaris

Hola!! Hace 9 años...

Os habéis fijado lo bien que poso?


La verdad es que nos queda muy poco tiempo para escribir... bufff... a mí me gusta mucho estar a bracito de la mami, aunque se aceptan voluntarios, ;-





Ayer nos fuimos a cenar fuera los 4 para celebrar el noveno aniversario de mis papis... hace 9 años que se casaron, y ahí están ahora: con mi tete y yo dando guerra; pobrecillos, no saben lo que han hecho, aunque yo los veo muy felices.


9 años después en el lugar de los hechos... y con 2 enanos preciosos...

6 comentaris

1 mes!!


Aquí estamos los 4, y yo ya cumplo un mes, parece mentira! Hace poco que conocí a mis papis y a mi tete, pero creo que me gustan, decididamente me voy a quedar aquí!

Me hacen muchas monerías y he aprendido que cuando les sonrío se vuelven locos... así que de vez en cuando les dedico una sonrisa!



3 comentaris

Ya tengo 10 días...

Y para celebrarlo, nos hemos ido a pasar el día los 4 al Zoo. Nos lo hemos pasado muy bien, hemos subido a un tren, hemos visto los delfines, (aunque yo me he dedicado a dormir como una bendita la mayoría del tiempo).

Tengo ganas de hacer todo lo que hace mi tete, subirse a los ponis, a la tirolina, a los toboganes... aunque creo que de momento tendré que esperar.

He engordado 420 gramos en una semana, me estoy poniendo preciosa, o eso me dicen 20.000 veces al día ;-)




4 comentaris

EMMA YA ESTÁ AQUÍ!!!!!!

Emma ya está con nosotros!!!!
Quiso llegar la madrugada del día 25 de Agosto, casi por sorpresa y tras un parto rápido y precioso; con deciros que nos fuimos a cenar por ahí, a la 1 estaba acostando a Hugo (sin ninguna contracción) y a partir de ahí se desencadenó todo... a las 3.30 llegué al hospital y a las 4.40 nació mi niña preciosa.
Pesó 3,430 kg. y se puso a mamar como una fiera nada más nacer.
Ha sido un parto natural, sin enemas, ni vías, ni anestesia. Fui andando a la sala de partos y pude acabar de sacar sus piernecitas de dentro de mí.

No podría haber soñado un parto mejor.

Desde que ha salido no deja de mamar, es una tragona como su hermano. Hugo está muy contento y emocionado con la llegada de su hermana, le pone su caja de música para que no llore, y está encantador.
Estamos locos de felicidad con ella... (al papá le vamos cambiando de vez en cuando el babero ;-)
Ahora sí que YA SOMOS CUATRO!!!
3 comentaris

Semana 39


Seguimos disfrutando de los últimos coletazos del verano.
Emma se está preparando para llegar a nuestra vida y completar nuestra família.
Podeis seguir votando y haciendo vuestras cábalas, pero sólo ella sabe cuándo vendrá y verá nuestras caritas.
El papá sigue apostando por la noche del 26 al 27... será Emma tan obediente?? ;-)
2 comentaris

Semana 38


















Ya hemos llegado a la semana 38 y esta es la obra de arte con la que Hugo nos ha querido deleitar esta tarde.





Emma cada vez se mueve menos, pero le encanta que esté en el agua, debe notar menos presión y aprovecha para estirarse; así que así vamos, de la playa a la piscina y viceversa.



Estamos disfrutando de las vacaciones!!!







4 comentaris

Semana 37... de vacaciones y de dulce espera!


Estamos de descanso, de playa, de piscina, de relax y paseos.
Esperando sin prisas a que Emma quiera conocernos, y mientras tanto pasamos los días con Hugo aprendiendo a nadar solito, saltando olas en el mar, surfeando con su tabla, yendo al cine, haciendo manualidades... En definitiva disfrutando del tiempo que nos queda en exclusiva antes del nacimiento de su hermana, aunque él tiene ya unas ganas locas de tenerla entre sus brazos.

Seguimos de dulce espera... 3 comentaris

Con Mireia!!


Por fin hemos conocido a Mireia!!

Es muy guapa, muy buena, y tiene un color de piel precioso.

Hugo se dió cuenta muy agudamente, en un cambio de pañal, que la niña no tenía pene! Afortunadamente, porque si no hubiera quedado raro el nombre...






A los papis de la criatura, nuestra ENHORABUENA! ... y que sepais que no os vamos a creer jamás cuando os quejeis de niña, que es una santa!! ;-) Pasamos un día de mucho calor pero muy agradable todos juntos en el huerto.

Lo repetiremos cuando Emma ya pueda jugar con su hermanito y su primita... 3 comentaris

Semana 33 y creciendo...


Mis papis me han visto hoy en la eco, y me he puesto bien guapa... les he enseñado mi carita con mis ojazos, y con las manitas por delante, como siempre.

Y les he enseñado que estoy en posición cefálica, para que estén tranquilos.

Me han mirado el perímetro craneal, el abominal, el corazón latiendo como un caballito, el fémur y hasta la vulva, los indiscretos!

¡¡Y peso ya 2.200 kg!! Es que aquí me cuidan muy bien, y estoy servidísima... no estoy segura de querer salir.... me lo voy a pensar de momento... ;-) 2 comentaris

Semana 32 y... con U2!




Anoche mamá y papá me llevaron a un concierto. Era la primera vez que iba a uno, y no creo que todos sean del mismo calibre, porque fue ESPECTACULAR.

Además conocí el Camp Nou, el estadio del Barça, que tanto vitorea mi hermano... es muy grande y cabe muchísima gente!!

Al principio me alboroté un poco porque la música estaba alta, las luces se movían mucho, pero era una música tan chula que bailé un rato y luego me dormí ya cansadita. Y mira que la gente cantaba y chillaba, pero yo ya los oía de lejos.

Es genial poder comer, bailar y dormir cuando te de le gana aquí dentro, creo que fuera no estaré tan cómoda...

Creo que me voy a hacer fan de U2. Son los mejores!! 0 comentaris

Semana 31 y todos a remojo!


Hace calor.

Así que entre mangueras, playas, pistolitas de agua, risas y piscinas vamos lidiando los fines de semana.

Nos oyes, pequeñaja??

Emma sigue en su spa particular muy a gusto y sin síntomas de pasar calor, cada vez le cuesta más moverse y estirarse dentro del útero porque su crecimiento se acelera, y la verdad es que no se mueve de una forma tan exagerada como antes.

Ahora elimina aproximadamente medio litro de orina al líquido amniótico cada dia.

Los pulmones están desarrollados casi al completo y ya puede ver. Su actividad y su rápido crecimiento continúan en todos los aspectos.

Casi que solo le queda crecer, engordar y quedarse aquí en mi panza todo el tiempo que quiera, que no hay ninguna prisa.

Nosotros, mientras tanto, seguiremos buscando la mejor manera de refrescarnos y divertirnos. 1 comentaris

EMMA





Aquí tenemos la carita de Emma.

Con esos morritos y esa barbilla de su hermano, y apoyada en la manita.

Nos ha costado verle la cara, aunque se ve algo distorsionada, porque tenía todo el rato las manitas por en medio.

Nosotros la vemos preciosa... ;-)


5 comentaris

EMMA - 30 semanas

Este es el movimiento de Emma.
No estamos seguros si practica la lambada, hace surf, raffting o directamente la ola, pero aunque en directo es bastante más impresionante, os dejamos una muestrecilla de lo bien que se lo pasa ;-)

video 4 comentaris

Responsabilidad compartida


Últimamente muchos medios de comunicación están denunciando el gran número de cesáreas, inducciones e intervenciones que se llevan a cabo en las salas de parto, de las clínicas y hospitales de España.

A Dios gracias, la sociedad de este país esta permitiéndose poner en tela de juicio los beneficios del parto a la carta.

No es justo que unos padres programen el nacimiento de su hijo/a, por capricho, ni es decente que un profesional acceda a ello. Lógicamente a la inversa continua siendo igual de indeseable, a no ser que sea un caso en donde la madre o el bebé corran peligro de perder la vida. Ni unos ni otros deben saber (suponemos) las consecuencias a nivel psicosocial que de esta acción se derivaran. La huella que una falta de respeto semejante deja en el recién nacido, o mejor dicho en el recién extraído. Un ser humano al que no se le respeta uno de sus primeros derechos, que es el de nacer dignamente, se sentirá el resto de su vida poco tenido en cuenta por la sociedad en general y especialmente por sus padres. Ese sentimiento influirá de forma definitiva en él / ella, que le devolverá a la vida lo mismo que recibe.

No tenemos ningún derecho a robarle ninguna de las experiencias naturales, para las que el o ella vienen preparados, proporcionándole a cambio una que le resultará aterradora. Parece que lo único importante en esta sociedad que nos ha tocado soportar, es que un bebe nazca vivo y completo a (nuestros ojos), no importando el precio que tenga que pagar por ello el resto de su vida. no nos paramos a pensar en nombre de que es tratado de esa forma, ni que sentirá mientras lo esta viviendo.

Una de las razones por las que los nacimientos se llevan a cabo en estas circunstancias, es la llamada medicina defensiva. Los padres no están dispuestos a asumir, ni el riesgo, ni la responsabilidad que supone dar a luz, entregándole al profesional todo ello, más sus derechos y su poder. Eso obliga al médico a hacerse responsable de todo el proceso. El miedo de este a que "algo falle" y tenga que hacer frente a un proceso judicial hace, que actúe precipitadamente llevado por el miedo y practique más intervenciones de las que practicaría si trabajase confiado en que sólo una parte de la responsabilidad es suya.

RESPONSABILIDADES

* Sin duda alguna, la persona más responsable del parto es la mujer que va a parir. Ella debería conocer, su cuerpo, la fisiología del parto y las necesidades de su hijo/a, ya que es junto con este/a la más implicada en el proceso. Esta bien no obstante confiar en que el médico esta ahí para atenderla, si se presenta algún problema, lo que no es coherente, es que una mujer no se haga cargo de su proceso, haciendo que el profesional corra con toda la responsabilidad.

* El médico, no esta obligado a hacerse responsable del proceso de otro) si, de acompañar a la mujer en todo el trabajo, respetando el proceso fisiológico con paciencia, responsabilidad y respeto, y dejar que todo se desarrolle como es de esperar, interviniendo sólo cuando sea estrictamente necesario.

* Tampoco estaría de más, que el padre conociera la forma en la que se desarrolla un acontecimiento de tal magnitud y se dedicara a cuidar de todos los trámites "burocráticos", defendiendo en esos momentos los derechos de su compañera y de su hijo/a. Permitiéndose así, sentirse útil. Para ello, la preparación junto a su compañera, es imprescindible.

* Los colegios de obstetricia tienen la responsabilidad de preparar a los profesionales para ofrecer un servicio eficiente, cuidando de que la vida física de los individuos implicados en el proceso de parir y nacer no sufra percances, pero intentando que queden intactas también las facultades mentales y psicoemocionales de la madre y el bebé.

* La sanidad también tendrá que prestar atención "algún día" a las peticiones y las voces, que cada día son más numerosas, de una parte de la sociedad que clama, por que se respete el momento de recibir y dar vida. preparando, a los alumnos de Obstetricia, para ofrecer un trato más humanizado y consecuente con las necesidades de los dos únicos protagonistas del evento, la madre y el bebé.

Muchos abogados, parecen acechar cualquier acontecimiento desafortunado para animar a los padres/madres a que pongan una denuncia, cuando por estar pasando momentos de dolor y confusión, muchas de estas parejas se dejan llevar, pensando que le hacen un favor a la sociedad, e intentando recibir un dinero que para nada suplirá la vida de su hijo/a y si, agrava aún más el tema del exceso de las intervenciones obstétricas.

Por tanto, la responsabilidad, no es sólo de la clase médica, sino que todos estamos implicados de una u otra forma. Así pues, si la responsabilidad es compartida, ¿qué tanto por ciento asumes tú?

Angeles Hinojosa
Presidenta de la Plataforma Pro Derechos de Nacimiento
www.pangea.org/pdn


0 comentaris

Semana 29


El feto ya está muy desarrollado: los sentidos están muy activos, ya sabe ponerse cómoda (y os juro que se pone lo más cómoda posible sí o sí) y ha aprendido a moverse.

A partir de la semana 29, empezará a darse la vuelta para reposar hacia abajo, apoyado en el cuello de tu útero. Sus idas y venidas harán que te dé más de una patadita en las costillas. Lo notarás. (Lo noto, lo noto, doy fe de ello....)

Entramos en una fase en la que su cerebro ha madurado tanto que puede regular su temperatura corporal, aunque por supuesto, el bebé todavía necesita el calor del cuerpo de su madre para mantenerse caliente hasta el que nazca.

Se siguen desarrollando células nerviosas del cerebro. Al nacer, tendrá cientos de miles de millones de ellas, que aunque parezcan muchas, se debe recordar que no se crearán más después de nacer.

Los músculos y pulmones siguen desarrollándose a un ritmo muy rápido y la cabecita está creciendo para acomodar el cerebro, que cada día está más grande. Como está creciendo tanto, ahora es cuando más nutrición necesita. 2 comentaris

Semana 28 y ya tenemos la habitación de Emma!





La habitación de Emma ya está preparada!






Ha quedado preciosa, y es que hemos sido un batallón (los tetes, Amparo, Juan Antonio, Marcos, Hugo, Bea y los papás de la futura criatura) este fin de semana en casa dispuestos a pintar, limpiar, jugar, hacer comidas riquísimas... menudos caracoles y arroz al horno nos metimos entre pecho y espalda!!... y en definitiva a hacer lo que hiciera falta.

Gracias a todos!



La hemos preparado con mucha ilusión, esperemos que Emma disfrute de unas buenas siestas entre estas cuatro paredes! 2 comentaris

Emma tiene hipo...


La semana pasada lo noté por primera vez, pero no estaba muy segura.
Hoy sí que lo estoy. Hoy Emma ha vuelto a tener hipo.

El hipo lo produce la contracción intermitente e involuntaria del diafragma, éste es el músculo que separa la cavidad torácica de la abdominal, su contracción y distensión asiste a la respiración.

El hipo fetal es un movimiento importante para el desarrollo pulmonar, hay estudios que han considerado este signo como de vitalidad y bienestar fetal, además, durante sus primeras semanas, sobre todo en el momento de las tomas, el bebé continuará teniendo hipo.

Me ha hecho mucha gracia sentirlo, recuerdo que en el embarazo de Hugo me di cuenta mucho más tarde, hacia el octavo mes. El bebé realiza unos movimientos rítmicos muy característicos, como si fuera un latido lento y sincronizado y lo puede notar cualquiera que ponga su mano en tu vientre. Mis compis de trabajo lo han probado ;-)

0 comentaris

Semana 27 y entrando en el Tercer Trimestre...

En esta primera semana del tercer trimestre, Emma ya tiene un aspecto similar al que tendrá al nacer, salvo porque es más delgada y más pequeña.
Los pulmones, el hígado y el sistema inmunológico todavía tienen que madurar, pero si naciera ahora (de momento está prohibido y ella lo sabe ;-)) podría sobrevivir.

Se sigue moviendo mucho y a veces hace que tenga que levantarme de la silla porque no le gusta que le aprisione con las costillas, así que me doy una vuelta hasta que se recoloca y me deja seguir trabajando.

Me gustaría que este embarazo se hiciera más largo, está pasando todo muy deprisa, aunque lo estoy disfrutando a tope! 0 comentaris

Eco 26+4...

Hoy hemos ido el papá, la yaya y la abuelita a ver a Emma.

Nos han dicho que pesa ya 1.100 gramos y que está perfecta.

No para de moverse, aunque de eso ya doy buena fe yo, y le ha costado lo suyo a la ginecóloga tomar todas las medidas.
La yaya dice que se va a parecer a Hugo, cosa genial porque el niño más guapo no puede ser, aunque a la madre de la criatura le gustaría que se notara en algo que lleva sus genes... jajajajaja...
Lo realmente importante es que todo marcha perfectamente y que tiene espacio y oxígeno para hacer sus actuaciones de circo y malabarismos.
Esperemos que se canse mucho ahora y cuando salga sea una bebita tranquilita y dormilona ;-))
Por cierto, ya podeis votar en la nueva encuesta... 2 comentaris

Documental Semana 26.Creciendo deprisa...

0 comentaris

Quedan 100 días...

0 comentaris

Semana 25. Recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para un parto más seguro, más humano y más respetuoso.

Información sobre el parto hospitalario en España

El nacimiento no es una enfermedad.

Las mujeres embarazadas que vamos a parir a un hospital somos las únicas pacientes sanas.

El parto es un proceso fisiológico normal en el que los aspectos emocionales son fundamentales y deben ser respetados. Es un acontecimiento íntimo y único en la vida de una mujer en el que deberíamos tener el papel protagonista y no quedar reducidas a un objeto pasivo de prácticas quirúrgicas. La mujer tiene derecho a ser consultada sobre las intervenciones a las que va a ser sometida y recibir información sobre sus consecuencias y las alternativas existentes. Obligarnos a parir tumbadas, administrarnos oxitocina sintética para acelerar el parto, cortar el periné (episiotomía), afeitarnos, ponernos enemas de forma rutinaria y separarnos de nuestros hijos al nacer ha sido duramente criticado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Aunque estas prácticas no están indicadas en partos de bajo riesgo (el 90% de los partos son de bajo riesgo), en los hospitales españoles se utilizan de forma generalizada. En cuanto a los aspectos emocionales, la mujer debería sentirse segura, apoyada y reconfortada.
La cesárea es una intervención de cirugía mayor con un riesgo de muerte para la madre seis veces superior al de un parto vaginal. Es frecuente que la madre y el bebé no permanezcan juntos tras el nacimiento y la lactancia materna puede verse perjudicada. Se estima que en España se hacen 36.000 cesáreas innecesarias cada año. El 22% de los niños nacen por este método y el 18% son extraídos mediante fórceps. ¿Crees que el 40% de las españolas no podemos parir a nuestros hijos? En la medicina privada el número de cesáreas llega al 35%. Siempre te darán una "buena razón" para hacer una cesárea o usar los fórceps, pero por supuesto ninguna relativa a las prácticas y circunstancias del servicio médico que precedieron a la intervención.

Las cifras de partos instrumentales en España son muy superiores a las de otros países de nuestro entorno con mejores resultados de bienestar y salud materno infantil. Detrás de ellas hay mucho dolor y mucha frustración. Hemos oído a algunos ginecólogos justificar estas cifras con argumentos tan absurdos como que el parto vaginal es "estresante" para el feto y la cesárea "saludable", o que las españolas de hoy tenemos las pelvis más estrechas que nuestras madres y abuelas, dilatamos peor y nuestros bebés "no bajan". ¿Estamos atrofiadas las mujeres españolas y nuestros bebés o lo está la atención perinatal española? ¿Por qué precisamente en los países europeos en donde el parto está menos medicalizado los resultados son mejores?


Recomendaciones de la organización mundial de la salud (OMS)

*Toda mujer tiene el derecho fundamental de recibir una atención prenatal apropiada y tener un papel central en todos los aspectos de esa atención. Los factores sociales, emocionales y psicológicos son decisivos.

*Debe darse a conocer entre el público atendido en los hospitales información sobre las prácticas de los mismos en materia de partos (porcentajes de cesáreas, etc.).
No existe justificación en ninguna región geográfica para que más de un 10 al 15% sean por cesárea.

*No existen pruebas de que la vigilancia electrónica del feto durante el trabajo de parto normal tenga efectos positivos en el resultado del embarazo.

*No está indicado el afeitado de la región púbica ni los enemas.

*Las embarazadas no deben ser colocadas en posición de litotomía (tumbadas). Se las debe animar a caminar durante el trabajo de parto y cada mujer debe decidir libremente la posición que quiere asumir durante el parto.

*No se justifica el uso rutinario de la episiotomía (incisión para ampliar la abertura vaginal)

*No deben inducirse (iniciarse por medios artificiales) los partos por conveniencia.

*La inducción del parto debe limitarse a determinadas indicaciones médicas. Ninguna región geográfica debe tener un índice de trabajos de parto inducidos mayor al 10%.(España: 40%)

*No se justifica científicamente la ruptura artificial de membranas por rutina.

*El neonato sano debe permanecer con la madre cuando así lo permita el estado de ambos. Ningún procedimiento de observación del recién nacido justifica la separación de la madre.

*Debe fomentarse el inicio inmediato del amamantamiento, inclusive antes de que la madre salga de la sala de partos.


Consejos para evitar cesáreas innecesarias.

*Infórmate sobre todos los aspectos relativos al parto y el puerperio. Contrasta la información que recibes y consulta distintas fuentes.

*Confía en tu cuerpo y en tu capacidad para parir, las mujeres lo hacemos desde el comienzo de la humanidad. El parto nunca fue peligroso en sí mismo. Las mejoras en los índices de supervivencia materno-infantil se deben a la mejor alimentación y salud de las mujeres, mejores condiciones higiénicas y técnicas de prevención y control del embarazo y no a la medicalización del parto que vivimos hoy en día.

*Está demostrado que cuando los partos son atendidos por matronas hay menos intervenciones que cuando son atendidos por obstetras y ginecólogos, que están entrenados para "actuar" en lugar de acompañar y apoyar a la mujer. El parto es un proceso lento, no permitas que te metan prisa.

*No vayas al hospital demasiado pronto, de lo contrario ocuparás una cama y tanto tu familia como el equipo médico estarán esperando que termines cuanto antes. Eso causa ansiedad y puede favorecer las ganas de "hacer algo al respecto" (oxitocina, fórceps, cesáreas...). Es común que se induzca o estimule el parto con oxitocina por conveniencia.

*Revisa tus creencias y comprueba las de tu médico. Muchos piensan que el parto vaginal es desagradable y demasiado peligroso. Estas creencias se reflejan en el índice de cesáreas de cada médico.

*Inducción: el 70% de las inducciones en primíparas acaba en cesárea o fórceps. En los demás casos el riesgo aumenta en un 50%. Sólo cuando el personal es altamente cualificado el riesgo disminuye.

*Caminar y tener libertad de movimientos alivian el dolor y facilitan el descenso del feto. Si te dicen que "el bebé no baja" pide más tiempo o incorpórate. Esta es una causa común de que quieran hacerte una cesárea. Entre el expulsivo y la dilatación máxima pueden pasar muchas horas. El útero ha realizado un trabajo duro durante la dilatación y es normal que el parto se detenga para permitir la recuperación muscular. Descansa, tu bebé está bien. Otra razón que hace que el bebé "no baje" es la postura acostada que se obliga a mantener a la mujer ¿Cómo va a "bajar" si estamos acostadas durante horas y horas? Incorpórate, podrán monitorizarte de forma intermitente.

*El uso de oxitocina sintética es considerado por la OMS como una intervención mayor por los riesgos que conlleva y sólo debe usarse bajo una indicación específica. Estos riesgos son, entre otros: rotura uterina, mayor índice de cesáreas y fórceps, mayor dolor para la mujer y necesidad de analgésicos, sufrimiento fetal agudo, distocia... A pesar de ello, suele ponerse en el gotero de forma rutinaria (sin consultar a la mujer) para acelerar el parto. En un parto normal o de bajo riesgo no necesitas gotero de ninguna clase y no hay motivos para que te impidan tomar líquidos o comer.

*Es común que se proponga a la mujer la inducción por conveniencia. Esto sólo favorece al médico, que así reduce el tiempo en el que debe estar disponible para atenderte. No permitas que tu parto se induzca sin una indicación médica válida, pide varias opiniones antes de tomar una decisión. Cuando exista una indicación clara para la inducción con o sin el uso de oxitocina sintética (en realidad muy pocos partos han de ser inducidos con esta droga) pide que te expliquen los riesgos y las alternativas y la hoja de "consentimiento informado". Deberías disponer de anestesia por si la necesitases, ya que la oxitocina sintética provoca contracciones más intensas y dolorosas que las contracciones naturales de tu cuerpo.

*Durante el expulsivo la posición en cuclillas aumenta de un modo natural el tamaño de la abertura vaginal y favorece la salida del bebé. El diámetro antero-posterior de la pelvis ósea aumenta medio centímetro o más.

*La epidural aumenta el índice de cesáreas y fórceps. Si te la ponen con 2 cm de dilatación el riesgo de cesárea es del 50%, con 3 cm del 33% y con 4 cm del 26%. La epidural debería ser una opción y no una necesidad impuesta por el ambiente hostil y deshumanizado de muchos hospitales, que crean tensión y miedo y dificultan la importante necesidad de la mujer de relajarse para facilitar el parto. Si te ves en la necesidad de pedirla y habías planeado no hacerlo no te culpes y no renuncies a decidir sobre cualquier otro aspecto de tu parto.


La episiotomía

No está demostrado científicamente que ayude a la mujer ni al bebé, ni que prevenga el prolapso (desgarro). Según Mardsen Wagner, Ex Director del Departamento de Salud Materno- Infantil de la OMS "la episiotomía nunca es necesaria en más del 20% de los partos. La ciencia ha constatado que causa dolor, aumenta el sangrado y causa más disfunciones sexuales a largo plazo. Por todas estas razones, realizar demasiadas episiotomías ha sido correctamente etiquetado como una forma de mutilación genital en la mujer. El índice de episiotomías del 89% en España constituye un escándalo y una tragedia" Se dice que "un cortecito limpio" en el periné (un músculo flexible y resistente al mismo tiempo) previene desgarros. Estar tumbada e inmóvil en el momento del parto es la posición más absurda después del pino.

En posición vertical el parto dura menos, si la mujer puede moverse libremente, sentarse o ponerse de pie necesita menos calmantes y ahorra energías, en posición vertical el peso del bebé recae directamente sobre el cuello de la matriz, de forma que acelera la dilatación, al provocar contracciones más eficaces. La parturienta tiene más fuerzas cuando está sentada, de rodillas o en cuclillas porque puede coordinar mejor la respiración con las contracciones. Al respirar plenamente, el bebé tiene más oxígeno. Sin embargo, una mujer tumbada con los pies en alto sobre los soportes metálicos se convierte en una espectadora pasiva de su propio parto. Esta postura solo beneficia al personal médico, que puede trabajar más cómodamente. Cuando una mujer está tumbada el niño debe hacer, para pasar por la vagina, una dificultosa curva hacia arriba. Además, en posición horizontal, cada contracción, a la vez que acerca al bebé, lo aleja también un poco.

Pide tus derechos, no te calles. Tienes derecho a que tus decisiones y deseos sean oídos y respetados. La situación de indefensión y el miedo que muchas mujeres sienten en el momento del parto favorece situaciones de abuso. Tu acompañante es clave a la hora de defender tus intereses. Si no te sientes satisfecha con algún aspecto del trato que has recibido presenta una queja.

http://www.elpartoesnuestro.es/

El cordón umbilical

El pinzado inmediato del cordón umbilical es una práctica habitual en los paritorios convencionales, a pesar de estar muy cuestionada.

Después del parto, casi un 1/3 de la sangre del bebé permanece en la placenta. Durante unos minutos, el cordón umbilical sigue latiendo y esa sangre es bombeada de la placenta al bebé.

Ese tiempo constituye un margen de seguridad fisiológica que permite al bebé iniciar la función respiratoria con su fuente de oxígeno intacta.

La naturaleza nunca hace nada abruptamente. La noche sucede al día y la primavera al invierno de forma imperceptible… si la naturaleza prevé un tiempo para cada cosa, respetemos que el cordón deje de latir y cierre el caudal sanguíneo entre madre e hijo por si sólo, ya que así tenemos la garantía de que el bebé se asegura un suministro suficiente de sangre oxigenada que protege su cerebro y además se está nutriendo de suficiente hierro evitando así una anemia.

Si tú quieres puedes hacerte un plan de parto (próximamente adjuntaré algún ejemplo) y entregarlo unas semanas antes en el centro donde tengas previsto dar a luz para que el personal sepa de tus preferencias.


El Plan de Parto es una manifestación de voluntad escrita, el ejercicio del derecho de cualquier usuario a decidir libremente, a consentir o no consentir sobre las intervenciones médicas que se le propongan.

La conciencia de dar a luz

El parto es más fácil eligiendo profesionales que confien en la capacidad innata de las mujeres para dar a luz, que no sean amigos de las intervenciones innecesarias, que no tendrán prisa por acabar el parto para poder marchar a su casa. Deben estar al servicio de la mujer y del bebé: no tiene sentido que la mujer esté pendiente de agradarles o de no molestar.

Definitivamente la embarazada es una mujer adulta y merece parir como ella quiera.

Más importante aún que la confianza en los profesionales es confiar en el propio cuerpo.

Todas las mujeres somos el resultado de miles de años de perfeccionamiento natural, nuestros cuerpos son el último producto de la naturaleza para lograr la supervivencia de nuestra especie, en resumidas cuentas: estamos diseñadas para parir.


Que no os separen

Todo bebé sano nacido a tér­mino sin problemas debería permanecer con su madre en contacto piel con piel, sin se­pararlo ni siquiera para hacer los controles habituales que se pueden realizar encima de la mujer (test de Apgar, aspi­rarle los mocos si lo necesi­ta...) o posponer (pesarle, to­mar huellas, vitamina k, po­mada en los ojos que impide ver a mamá…).

Encima del pecho desnu­do de su madre el recién na­cido no pierde temperatura, tiene menos bajadas de azú­car y su cerebro no se ve da­ñado por las hormonas da­ñinas del estrés que segre­ga si llora de miedo y sole­dad en una cuna o incubado­ra. La madre es la mejor in­cubadora, incluso para los prematuros, como demues­tran las investigaciones del llamado método canguro.

El contacto inmediato tras el parto favorece el buen inicio de la lactancia materna y el vínculo hormonal y emocio­nal entre madre hijo. La pri­mera hora de vida es un mo­mento mágico e irrepetible, en que madre y bebé se ena­moran, y no debe suprimirse sin motivo. Es ilegal separar a una madre de su hijo sin su consentimiento

www.quenoosseparen.info

1 comentaris

Ya en la semana 24 ...



¡Emma no para de crecer!


Desde la semana pasada debe haber aumentado alrededor de 110 gramos. Mide casi 30,5 centímetros y está engordando de manera proporcionada. En estas semanas en las que ya tiene todo formado, está "perfeccionando" sus órganos como por ejemplo, el cerebro o los pulmones.

Además, cada día puede escuchar más cosas.

Quizás se asusta si escucha un ruido muy fuerte porque hace un movimiento brusco, aunque probablemente se está acostumbrando a los ruidos de todos los días, como la voz de su hermano.

Su tubo digestivo se desarrolla más y más y algunos órganos como el páncreas, comienzan a producir sustancias importantes para su vida futura, como la insulina que permite que sus células puedan incorporar la glucosa del alimento.Ya puede abrir sus ojos y diferenciar perfectamente la luz de la oscuridad.
Sus ondas cerebrales son similares a las de un recién nacido.

En la semana 24 los primeros estímulos del exterior van llegando al feto. Casi todos sus pequeños órganos sensoriales (oído, olfato, papilas gustativas y nervios del tacto) están ya maduros. Esta etapa es clave porque el bebé empieza a interpretar el mundo, a interactuar, explorar, aprender.

Para empezar, se va familiarizando con olores y sabores del exterior y de la propia madre (como los de la leche) a través del líquido amniótico. Si le gustan, esto lo animará a comer cuando nazca.

Los órganos sensoriales de tu bebé están madurando, lo que le permite empezar a conocer el mundo.

Aunque todavía está recibiendo el oxígeno por medio de la placenta, una vez que nazca será capaz de comenzar a respirar el oxígeno a través de su propios pulmones. A fin de poder ir preparándose para enfrentar el mundo exterior, los pulmones comienzan, en este preciso momento, a producir una proteína conocida con el nombre de surfactante.

El surfactante es una sustancia encargada de impedir que los alvéolos pulmonares colapsen y se adhieran entre ellos cuando exhalamos, permitiéndonos respirar con tranquilidad y apropiadamente.

Debido a que el oído interno de su bebé ya estará completamente desarrollado, el mismo podría ser capaz de percibir o de darse cuenta cuando se colocara cabeza abajo o con la cabecita hacia arriba mientras estuviera flotando o moviéndose libremente dentro del líquido amniótico. Todo ésto sería posible, ya que el oído interno es el encargado de proporcionar equilibrio al cuerpo.

Por cierto, hoy es un día especial: MUCHÍSIMAS FELICIDADES A LA TÍA ELIA!!!! 2 comentaris

Semana 23 y de boda en Italia...






Un respiro para la rutina, un lujo para la vista y un gusto para los sentidos. 5 días en Italia, 5 días de alegría, caminatas, sol, lluvia y risas.












... Y es que la tía Chu nos dijo que se casaba y allá que nos hemos ido...

Hemos aprovechado el tirón y a parte de disfrutar como enanos en la boda, pues hemos hecho turismo por Verona, Pádua y Venecia. Sencillamente precioso.

Recomendable al 100%!





Desde aquí queremos agradecer profundamente a Judith y Marco que nos invitaran a disfrutar a su lado de ese día tan maravilloso.

Todo fue genial, son unos anfitriones perfectos, y el Barça por la noche le concedió un regalo increíble a la novia... qué más se puede pedir????

(Se me ocurre... acompañar a los novios 3 semanas a Australia? ;-)) 3 comentaris

Semana 22 y LAS MAMÁS...


"Quién es tu mamá?

-Mamá es esa señora con bigote y trencitas en los pelos de las piernas que jura que en cuanto tenga un huequito, sólo uno, se depila.

-Mamá es esa señora que lleva en el bolso un pañuelo con mis mocos, un paquete de toallitas, un chupete y un pañal de emergencia.

-Mamá es ese cohete tan rápido que va por casa disparado y que está en todas partes al mismo tiempo.

-Mamá es esa malabarista que pone lavadoras con el abrigo puesto mientras le abre la puerta al gato con la otra, sosteniendo el correo con la barbilla y apartándome del cubo de basura con el pie.

-Mamá es esa maga que puede hacer desaparecer lágrimas con un beso.

-Mamá es esa forzuda capaz de coger en un solo brazo mis 19 kilos mientras con el otro entra el carro lleno de compra.

-Mamá es esa campeona de atletismo capaz de llegar en décimas de segundo de 0 a 100 para evitar que me descuerne por las escaleras.

-Mamá es esa heroína que vence siempre a mis pesadillas con una caricia.

-Mamá es esa señora con el pelo de dos colores, que dice que en cuanto tenga otro huequito, sólo otro, va a la pelu.

-Mamá es ese cuentacuentos que lee e inventa las historias más divertidas sólo para mí.

-Mamá es esa cheff que es capaz de hacerme una cena riquísima con dos tonterías que quedaban en la nevera porque se le olvidó comprar, aunque se quede ella sin cena.

-Mamá es ese médico que sabe con sólo mirarme si tengo fiebre, cuánta, y lo que tiene que hacer.

-Mamá es esa economista capaz de ponerse la ropa de hace cientos de años para que yo vaya bien guapo.

-Mamá es esa cantante que todas las noches canta la canción más dulce mientras me acuna un ratito.

-Mamá es esa payasa que hace que me tronche de risa con solo mover la cara.

-Mamá es esa sonámbula que puede levantarse dormida a las 4 de la mañana, mirar si me he hecho pis, cambiarme el pañal, darme jarabe para la tos, un poco de agua, ponerme el chupete, todo a oscuras, con cariño y casi sin despertarse.

¿La ves? Es aquélla, la más guapa, la que sonríe."

¡FELIZ DIA DE LA MADRE!

(Dedicado a todas las mamás que leen este blog, a las que nos faltan, a las que lo van a ser muy pronto, y sobretodo: A MI MAMÁ!!) 2 comentaris

Semana 21 - EL VÍNCULO ENTRE HERMANOS (incluso antes de nacer)


Me he propuesto escribir al respecto del vínculo que se crea entre hermanos, aunque uno no haya nacido. Y se lo debo, evidentemente, a mi primogénito, a su actitud, a su ilusión y a su alegría innata.

Lo primordial es que el entorno del niño viva el futuro nacimiento con alegría e ilusión, porque se contagia, y al final los niños aprenden a vivir las situaciones de las personas disponibles más cercanas.

Hay que intentar evitar lindezas del estilo “se te acabó lo bueno...”, “ahora la mamá no puede estar tanto por tí...”, “ahora ya eres muy mayor y ...” que al fin y al cabo sólo son amenazas que hacen que el niño esté alerta porque no sabe qué le va a venir, pero deduce rápidamente que bueno no es.

Se les debe permitir “conocerse” y ser amigos antes del nacimiento. Debemos dejarles tocar la barriga, besarla, acariciarla, hablarle al bebé que hay dentro e incluso que note las patadas... compartir la ilusión con ellos porque ellos acaban compartiéndola contigo.

Para un niño pequeño lo que no está a la vista no existe. Es difícil que se sientan amenazados por algo que aún no ven, ni está en los brazos de su madre, pero si pueden detectar la preocupación y los cambios maternos. Es mejor enseñarle fotografías de bebés en el útero materno, las ecografías del hermano o hermana y hasta las suyas propias. Revivir su propia llegada al mundo les hace mucha ilusión y les hace entender mejor lo que vendrá.

Implicar al niño mayor en la planificación de las cosas del bebé, enseñarle qué era suyo y vamos a reutilizar con el bebé e incluso que sea él quien elija cosas nuevas.

Es importante ser lo más “realista” posible en cuanto a la llegada del bebé. Hay que decirles que aún no hablan ni sonríen ante sus gracias, que al principio necesitan mucha atención y que básicamente comen, hacen caca y, con suerte, duermen.

Hugo tiene muy presente a Emma, no pasa un día en que no le hable, le acaricie, le bese, o le haga pedorretas, planea hacer cosas con ella, SABE que ella le querrá mucho y que querrá estar en sus brazos, textual. Y hasta me da comida o golosinas para que le lleguen a ella y las saboree.

Lo que no sabemos ni sabremos nunca es cómo vive esto Emma, si ya le oye, si le llega el sabor el dulce de su chocolatina, o si le parecen terremotos o maremotos las pedorretas de su hermano, pero sí sabemos que en mí produce orgullo, bienestar, felicidad, risa y alegría, así que, sólo químicamente hablando, no le debe ir muy mal.

2 comentaris

EMMA


Semana 20

Y todo va sobre ruedas... tiene un perfil muy parecido a su hermano, aunque parece que más chata y algo más barrigona... y es preciosa!!
Como la pillamos a la hora de la siesta, bostezó y se estiró desperezándose... y de paso iba tragando líquido amniótico...

Mide unos 20 centímetros y pesa unos 360 gramos.... vamos, una señorita!!

Ya hemos pasado el ecuador del embarazo y yo, que soy su madre, no tengo ningunas ganas de que se acabe el embarazo, esta sensación de plenitud es maravillosa. Aunque también tengo muuuuchas ganas de abrazarla y de que su hermano la vea. 3 comentaris